Se veía venir… 

Por: Juan Carlos Carrillo.

La jornada número 10 de la Liga MX se suspende. Pero, ¿desde dónde se origina esta decisión?
La comisión disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol ha dejado mucho que desear. Los hechos lamentables en el estadio “Luis Pirata Fuente” ha sido el origen para dejar entre ver la poca autoridad que tiene dicha comisión. Y es que el castigo de un partido de veto fue muy poco para lo que sucedió aquel día con aficionados de Tigres y Tiburones.

Después nos trasladamos a la “Corregidora” en dónde jugadores de Querétaro y Pumas salieron con playeras dando un mensaje a la no violencia, ¿y cuál fue su sorpresa? que la comisión disciplinaria los multó por hacer una acción buena. Y la bolita de nieve se hacía más grande.

Hace una semana el jugador de Pachuca, Irving Lozano, salió del terreno de juego por una terrible entrada del jugador Michael Orozco, jugador de Xolos de Tijuana, en dónde tuvo una herida de aproximadamente 5 cm la cual requirió puntos de sutura. El árbitro solo le mostró la tarjeta amarilla. Al día siguiente la entrada de Andrés Andrade “el Rifle”, jugador del León, sobre Renato Ibarra, jugador del América le provoca salir del terreno de juego con una fractura de peroné, y el arbitraje solo mostró nuevamente la tarjeta amarilla. Ese mismo día por la noche, Rubens Sambueza, jugador del Toluca le provoca esguince y fractura a Isaac Brizuela, jugador del Club Guadalajara, en esta ocasión el árbitro actuó de manera coherente y mostró tarjeta roja.

La gota que derramó el vaso fue la noche del miércoles en Copa MX en dónde al finalizar el partido Pablo Aguilar, jugador del América, agrede al árbitro con un cabezazo e insultos hacia su persona. Lo cual amerita un castigo de un año sin poder jugar profesionalmente. Así mismo en el juego de Toluca vs Morelia, Triverio, jugador del Toluca llega y empuja de cierta manera al arbitro el cual también le muestra tarjeta roja y por ende debería tener el mismo castigo que el jugador del América. Esto detonó a todo el medio futbolístico y arbitral, debido a que querían que la comisión disciplinaria cumpliera con el reglamento y suspendiera a dichos jugadores por un año.

El día de hoy en conferencia de prensa se anunció que Pablo Aguilar era castigado con 10 partidos, Triverio con 8, Sambueza con 8 semanas y Ricardo Peláez con una multa económica por insultos en el pasillo rumbo a los vestidores en Tijuana.

Los AMA (Asociación Mexicana de Árbitros), al conocer la resolución que se le dio a los jugadores involucrados en agresiones en contra de ellos, han decidido no trabajar durante la jornada 10 y dejar tirados los partidos.

Sin duda un duro golpe para el futbol mexicano y una llamada de atención para los dueños de la liga. El arbitraje mexicano exige respeto y autoridad, porque hoy en día el arbitraje es el más perjudicado y pisoteado en todos los aspectos. Bien o mal no sabemos qué pasará, pero que dejará algo esta situación, lo hará. ¡Hasta qué sucede algo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *