Con dificultades, España saca el triunfo sobre Irán

Por Guillermo Tovilla.

Kazán, Rusia.- La victoria resultó súmamente difícil para la Selección Española, sobre una marca defensiva extraordinaria del conjunto iraní, que conseguía que el ataque español no diera resultados.

El primer tiempo del encuentro tuvo poca historia; dominio infructuoso de La Furia Roja, incapaz de derribar el muro planteado por el técnico Queiroz. Posesiones interminables y uno que otro disparo lejano, que en ningún momento alarmaron grandemente al arquero David De Gea. El primer disparo del encuentro incluso llegó por parte de Irán, que de vez en cuando salía a la contra a tratar de sorprender a España.

Con el avance de los minutos, los de Queiroz iban ganando confianza y se permitían el lujo de perder tiempo en cada acción, para conseguir la desesperación de los españoles. La grada, con clara mayoría iraní, celebraba la resistencia de esa gran muralla defensiva de su equipo como una victoria.

Tras el descanso, Fernando Hierro no tocó de salida ningún elemento; mantuvo al mismo equipo y la misma disposición. El guión siguió exactamente igual, dominio de la selección e Irán defendiendo con diez jugadores. Pero España salió con mucha más determinación y en apenas cuatro minutos ya creó más peligro que en toda la primera mitad.

Primero casi marca Piqué a la salida de un córner y en la siguiente acción Busquets obligó al meta iraní a lucirse con un paradón.

Luego de ese susto, Irán se vio con arrestos de subir al ataque y Ansarifard lanzó un potente disparo que se estrelló en el lateral de la red y que medio estadio, banquillo incluido, cantó el gol creyendo que había entrado.

En la siguente acción, España consiguió derrumbar el muro iraní. Fue una acción afortunada, ya que Diego Costa controló dentro del área tras un buen pase de Iniesta, el defensa Rezaeian se la arrebató pero su despeje rebotó en la pierna del delantero y acabó en gol. Un tanto de suerte, pero importantísimo, porque le permitió a La Furia romper el empate y acercarse a los octavos de final.

El gol debía serenar a la selección, pero lo que provocó fue la reacción de Irán, que se lanzó al ataque y tras dos avisos logró marcar tras una falta lateral, sin embargo, fue anulafo por posición fuera de juego gracias al uso de la tecnología del VAR. Ezatolah recibió en posición adelantada antes de derrotar a De Gea.

Irán enfrentará en el último encuentro de fase de grupos a la selección de Portugal encabezada por Cristiano Ronaldo, actual líder de goleo de Rusia 2018, mientras que los españoles cerrarán ante Marruecos, selección que ya está eliminada de la Copa del Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *